Hospital

Contando las horas

Contando las horas Estaba contando las horas para que terminara el día. La tarde transcurrió sin que pasara nada significativo, todo con la misma rutina que me habían estado haciendo: controlando la temperatura, sacando sangre, preguntando cómo me sentía y mirando las sábanas para ver si había manchado. Todo parecía en orden. De nuevo visita

La gripe y los prematuros

La gripe y los prematuros La gripe y los bebés prematuros, y sobre todo los que tienen problemas respiratorios, deben vacunarse; también el entorno familiar directo a éstos (padres, hermanos, tíos, abuelos), asociados a pacientes de riesgo. Para una niña o un niño prematuro es importante en el periodo de riesgo gripal evitarla a toda

Despertando del quirófano

Despertando del quirófano Estaba aturdida, sentí que me movía y escuché una voz que decía: “Debes descansar y recuperarte; perdiste mucha sangre y casi pierdes el útero”. Estaba despertando, ya había pasado todo, me sacaban del quirófano en la cama por un pasillo donde pude ver a mi familia mientras me trasladaban. Solo buscaba a

La noche del ecógrafo

La noche del ecógrafo La noche del ecógrafo comenzó rara. Esa noche, comencé con un ligero dolor lumbar y con presión en la vejiga que me hacía ir continuamente al baño. Lo que pensaba, era que me dolía la espalda, pero después del baño volvía a la cama, lograba dormirme pero me despertaba el dolor

Llegó el día del ecógrafo

El día del ecógrafo Y de pronto llegó el día. Había que ir al “ecógrafo” y dar un paseo en silla de ruedas con mis mejores galas -el camisón del hospital- por todos esos pasillos desde la 3ª norte a la 2ª planta de la Escuela de Enfermería, que no veas el paseito donde habían

Sumando días

Sumando días Y por suerte pasaban los días y las noches, y así podíamos ir sumando días y semanas a la gestación. Como decía el Dr. Trabado, un día más dentro es un día más sumado, el mismo que llegó a decirme entre risas y fiestas que era como la oxitocina, que enviaba a todas